Menu

Michael Jordan en Chicago Bulls: tiempos de gloria

Luego de tres derrotas consecutivas en las finales de la Conferencia del Este, en todos los casos frente a los Detroit Pistons, Chicago lograría quedarse con el título de liga. El equipo titular, conformado por Michael Jordan, Scottie Pippen, Horace Grant, John Paxson y Bill Cartwright, junto con el aporte en la rotación de novatos como Stacey King y B.J. Armstrong, lograría derrotar sin problemas a los campeones defensores de Detroit en las finales de conferencia. Su rival por el título de la NBA sería el equipo de Los Ángeles Lakers, comandado por “Magic” Johnson, al que derrotó en solo cinco juegos.

La victoria sobre los Lakers daría inicio a una serie de campeonatos consecutivos para los Bulls. Durante la temporada 1991-92, los Cleveland Cavaliers fueron el obstáculo a vencer en la final de la Conferencia del Este, mientras que el triunfo frente a los Portland Trail-Blazers marcó el segundo título de liga para Jordan y sus compañeros. La historia se repetiría en la temporada siguiente, en la que Chicago logró superar a los Phoenix Suns de Charles Barkley en el sexto juego por 99 a 98, con un triple agónico de John Paxson.

Pocos meses después de obtener su tercer anillo de la NBA, Michael Jordan anunciaría su retiro de las canchas. Esta decisión sería consecuencia del brutal asesinato de su padre, que lo sumiría en una fuerte depresión. La salida de Jordan afectó seriamente el juego de Chicago, que quedaría eliminado en los playoffs en las siguientes dos temporadas.

Finalmente, Jordan volvería del retiro en 1995 para firmar nuevamente con los Bulls. Pese a no lograr superar a Orlando Magic durante la pos-temporada, el equipo reforzado por el tirador Steve Kerr y el rebotero Dennis Rodman iniciaría una nueva racha de tres títulos consecutivos que lo convertiría en un equipo legendario.