Menu

Estrellas de la NBA: Stephen Curry

Con la supremacía de la franquicia de Golden State Warriors en las últimas cuatro temporadas de la NBA, que resultaron en tres títulos de campeonato y una derrota en la final a mano de Cleveland, “Steph” Curry se ha convertido en uno de los mejores bases de la historia de la categoría.

Hijo de un veterano jugador de básquetbol, Dell Curry, Stephen buscó seguir los pasos de su padre, pero su baja estatura y su apariencia física endeble lo mantuvieron al margen de las propuestas de las grandes universidades. Finalmente se incorporó al equipo del Davidson College, con el cual logró un nivel superlativo en la NCAA, que le valió el reconocimiento de sus pares y el periodismo especializado. Su rendimiento durante su paso por el básquet universitario, en el que promedió unos 21 puntos por partido, lo llevó a ser elegido por los Warriors en el séptimo lugar del “draft” de la NBA de 2009.

Anotando una media de 17 puntos por partido durante su temporada debut, particularmente a través de los tiros de tres puntos que son su marca registrada, se adueñó del puesto de base titular de Golden State. Sin embargo, una serie de lesiones lo mantuvo al margen de las canchas con regularidad hasta la temporada 2012-13. Luego de firmar un contrato modesto para permitir al equipo reforzarse con jugadores de categoría, Steph Curry convirtió durante la temporada 2014-15 un récord de 286 triples y fue premiado como el jugador más valioso de dicho torneo. En los playoffs de pos-temporada, lideraría a los Warriors a su primer título de la NBA, venciendo a los Cavaliers de LeBron James.

Pese a caer derrotados frente a Cleveland en las finales de la temporada siguiente, Golden State lograría recuperar el liderazgo de la mano de Curry, haciéndose del anillo de campeón en forma consecutiva en las temporadas 2016-17 y 2017-18.